CON LA ENTREGA DE DIVISAS, LOS IMPORTADORES COMIENZAN A CANCELAR DEUDAS

20 mayo, 2015 / BY / IN BCRA

El Banco Central flexibilizó la entrega de divisas y las empresas destinan parte de esos billetes para liquidar un pasivo que hoy llega a los u$s4.600 millones.

En el último año, las reservas registran una recuperación que se aceleró en el primer cuatrimestre del 2015.Este crecimiento no se dio dándole la espalda a la industria y a los ahorristas, sino que en los últimos meses las ventas de divisas se aceleraron.
Se calcula que las ventas mensuales al sector automotriz actualmente se encuentran en los u$s225 millones mensuales, seguido por el sector de tecnológicos de Tierra del Fuego con otros u$s200 millones y los fabricantes de motos con u$s30 millones.
De esta forma, atrás quedaron las quejas de los importadores que en febrero se reunieron con el Ministro de Economía, Axel Kircillof, para pedirle que elevara los cupos otorgados a distintas ramas de la industria.
En ese último encuentro, el funcionario se comprometió a elevar la entrega de divisas a medida que comenzara las ventas de exportadores de granos. En este contexto, las liquidaciones de granos acumulan una caída de 30% en lo que va del año y en el mercado estiman que los empresarios retienen cerca del 15% de los granos que ya se podrían volcar al mercado.
Según estimaciones recientes de los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), se proyecto que la cosecha de soja vale u$s3.000 millones menos que en 2014 debido a que el aumento de rindes no compensa la caída del precio en los últimos meses.
Pese a esto y en un año electoral, el Gobierno no reduce las divisas para la contraparte del mercado y las mantiene en niveles superiores al de años anteriores. A fines del año pasado, el Ejecutivo nacional les solicitó a las cámaras de exportadores ingresar u$s5.700 millones entes del cierre del año. En este sentido el economista Daniel Marx de la consultora Quantum Finanzas recordó que “hubo anticipos de cosecha el año pasado luego del acuerdo con el Gobierno y hoy parte del retraso en las liquidaciones se debe a esto”.
Sin embargo, el presidente de la Cámara de Importadores, Diego Pérez Santisteban, destaca: “Los cupos fueron variando en los últimos meses pero en el primer cuatrimestre del año la venta de divisas a importadores es algo mayor en compasión con el mismo periodo del año pasado”. En el mercado, estiman los empresarios, tienen pagos pendientes por alrededor de u$s4.600 millones que esperan que este año se reduzcan aún más.
Los cupos otorgados a cada sector a mediados de 2014 sólo alcanzaban para pagar la mercadería, pero no para cancelar la deuda. Sin embargo, en los primeros cuatro meses de 2015 está situación se revirtió y parte de los dólares se usan con el fin de eliminar parte de los pasivos.
En lo que va del año las reservas se encuentran en u$s34.000 millones y alcanzan el valor más alto desde 2013. “El aumento de las reservas del Banco Central permite liberar más divisas para los importadores. La intención del Gobierno es que no aumenten los problemas en los que queda del año con este sector”, indicó el economista Daniel Marx de la consultora Quantum Finanzas.
De esta forma el Gobierno ya demuestra en hechos las promesas de algunos candidatos a presidentes de liberar el cepo gradualmente. Recientemente el presidente del Banco Central sostuvo que “estamos aumentando significativamente el pago de importaciones que, ya en el mes de marzo pasado, aumentaron un 30% sus valores y lo hemos multiplicado significativamente”.
En particular, las empresas de motovehículos resaltan la mayor disponibilidad de dólares para importar piezas y destacan que comienzan a observarse los primeros resultados en los números finales de sus ventas. “Cuando a fines de 2014 presentamos el plan para el desarrollo del mercado para el 2015, habíamos adelantado que si podíamos asegurar la producción mediante la disposición de divisas, la demanda tarde o temprano iba a comenzar a recuperarse, estimulada también por alternativas de financiación y precios preferenciales, impulsados en conjunto con las autoridades nacionales, lo que hasta ahora ha venido sucediendo”, sostuvo Diego Dinitz, presidente de MOTTOS.
La mayoría de los importadores necesita divisas por valores inferiores a los u$s3 millones mensuales y este grupo no registra mayores inconvenientes. En el caso de las grandes empresas, Santisteban agregó que “la mayor cantidad de divisas otorgada otorga oxigeno a algunos sectores en un contexto de menores importaciones por lo cual parte de los dólares que no se usan para pagar mercadería, se utilizan para cancelar deuda”.

Fuente CDA

Leave a Reply