EMPRESARIOS TEXTILES, MADEREROS Y DE LA ÓPTICA DEFINIERON BARRERAS PARA PROPONER AL GOBIERNO

27 julio, 2015 / BY / IN Novedades

En el armado de un variado esquema de barreras paraarancelarias, el Gobierno ya tiene en carpeta diversas medidas en sectores como madera, telas, óptica o ropa terminada.

Fuentes empresarias adelantaron a BAE Negocios Internacional que se avanzará en barreras fitosanitarias para las maderas; control de los ftalatos o ésteres de ácido ftálico en la tela vinílica (considerados como contaminantes en alimentos, aire, suelo y sedimentos); ópticas con controles de lentes, o etiquetado cosido a la prenda y en español, con número de CUIT del fabricante/importador.

Los fabricantes de anteojos, por ejemplo, están trabajando en una norma de calidad similar a la utilizada en Europa. Norberto Fermani, presidente de la Cámara Argentina de Industrias Ópticas y afines (Cadioa), explicó que están trabajando “en un proyecto para que normas de calidad regulen la fabricación y comercialización de anteojos y productos ópticos en Argentina, y para ello estamos usando un modelo que se aplica en España”. De acuerdo con los datos de la cámara, 5 millones de anteojos se venden en el país, y el 50% son importados “y no tenemos una norma que asegure qué anteojos son de calidad”, afirmó el directivo.

De acuerdo con lo que explica Fermani, la idea es aplicar las normas internacionales ISO en su versión oficial adaptada por el Comité Europeo de Normalización.

En el sector textil también se encuentran trabajando en normativas que regulen la calidad de las prendas. “El sector textil ha logrado en la última década iniciar una reconversión orientada a la innovación y al desarrollo tecnológico, lo que potenció las economías regionales”, declaró Pedro Bergaglio, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de la Industria del Sweater.

“Las normas de calidad nos permitirán solidificar el camino para el desarrollo de la industria textil”, explicó Bergaglio.

“Al no existir un control, ingresan en el país productos de muy baja calidad”, comentó Fermani. “Lentes de vidrio prensado, con aberraciones esféricas, anteojos con pinturas tóxicas o plásticos contaminados”, son algunas de las fallas con las cuales hoy están ingresando los anteojos en el país.

“Necesitamos continuar protegiendo a los sectores qué más empleo generan y continuar con el desarrollo, que es lo que nos garantizará independencia económica”, manifestó Marcelo Fernández, presidente de la Confederación General Empresaria (Cgera), entidad que está alentando activamente a sus cámara miembro para que trabajen el tema en los distintos sectores productivos.

En las oficinas de Diagonal Sur, estuvieron presentes empresarios de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra); de la Cámara Argentina de la Industria Plástica, presidida por el titular de la UIA, Héctor Méndez; y, centralmente, de los sectores “sensibles” a la importación, como las manufacturas del cuero, la poderosa cadena textil, la industria del calzado y los juguetes, entre otras entidades.

“Vamos a presentar, cada cámara con sus plazos, los proyectos que veamos viables y que ayuden al desarrollo de la industria frente a las amenazas externas. Es cuestión de leer la normativa que tienen los países desarrollados para aprender cómo nos traban el comercio”, narraron fuentes a este diario.

Las medidas sanitarias y fitosanitarias pueden adoptar muchas formas. Entre otras, incluyen las siguientes: exigir que los animales y sus productos procedan de zonas libres de enfermedad; inspeccionar los productos para detectar contaminantes, o imponer un tratamiento de fumigación.

Por Francisco Martirena Auber

Leave a Reply